Ética Profesionales Belleza

Por Nancy Obando

La ética debe ser tomada en cuenta en cualquier profesión, oficio o trabajo de manera permanente.

 

Sócrates, Platón y Aristóteles, explicaban la ética como el arte de vivir para lograr la felicidad. Este concepto se ha mantenido en la historia, y en la actualidad podemos ampliar esta definición y decir que es la ciencia de la moral y las obligaciones del hombre, las reglas que rigen la conducta, el actuar manteniendo los valores culturales.

Aplicados a la ética profesional, la definiríamos como las reglas y principios que rigen la conducta en el área de trabajo en que cada uno se desarrolla económicamente y que implican una dedicación a valores más elevados que la ganancia financiera.

Detallando más el término al sector de la belleza, aplicamos estos valores a la conducta apropiada que deben tener los expertos en belleza con relación a los colaboradores, clientes, proveedores, contratistas e inclusive con los competidores.

Se basa, principalmente, en los valores universales que poseen los seres humanos (como responsabilidad, honestidad, respeto, discreción, entre otros) aplicados directamente en el entorno laboral.

Hay que destacar que la ética profesional se ve ampliamente reflejada en la manera de actuar de las personas, por lo que, si algún colaborador o colega del gremio tiene una profunda falta de valores, es muy posible que realice acciones que perjudiquen a la empresa y a sus compañeros de trabajo, o bien, a su grupo gremial.

Es por ello que el principal objetivo de la ética profesional es dejar de lado los beneficios individuales, y trabajar en conjunto por el bien común.

Muchos profesionales, caen en trampa de irse por la vía fácil, haciendo lo incorrecto y lo que saben que no está alineado con los valores universales de convivencia, por una carencia de carácter. Pues no han interiorizado profundamente principios fundamentales como el compromiso y la responsabilidad. Afectando de ese modo a terceros, pero en un final quienes ven sus carreras y logros derrumbarse son ellos mismos.

Actualmente, estamos convencidos de que la belleza no es una especialidad de menor importancia, pues ella cumple un papel central en la apariencia del individuo como ser bio-psicosocial. La imagen tiene un gran significado dentro de las interacciones humanas, debido a que contribuye a sembrar en las personas, nuevas esperanzas e ilusiones de llevar una vida sana, participativa y competitiva socialmente, por lo tanto, quienes se dedican al embellecimiento de las personas deben contar con un código de ética orientado al bienestar del usuario, las buenas prácticas y la sana competencia.

 

Los principios y valores para la profesión de belleza se basan en los siguientes puntos:

 

  1. Honestidad.
  2. Integridad.
  3. Conocimientos de la especialidad y actualización constante.
  4. Justicia y equidad en el trato con todos.
  5. Dedicación.
  6. Pasión, tenacidad y coraje por hacer obras de alto compromiso.
  7. Respeto.
  8. Alta responsabilidad en la asesoría que brinda a los clientes, recomendaciones basadas en su conocimiento y área de acción en la cual está capacitada para desarrollarse.
  9. Calidad en el servicio y productos que ofrece.

 

 

Nancy Obando

Costa Rica   Gerente FECOPROBE S.A 18 años en Dirección de Proyectos Directora ExpoBelleza Costa Rica Directora Revista ESSENCIA Especialista en marketing digital Mentora en emprendimientos Conferencista en temas de gestión de negocios para la industria de la belleza